¿Qué es el drenaje linfático manual?

Estamos acostumbrados al uso de grandes aparatos para cualquier tratamiento, sin embargo, existen profesionales que todavía emplean el drenaje linfático manual como una form para aliviar diversos cuadros, como las inflamaciones, los edemas y las retenciones de líquidos en nuestro cuerpo.

Por eso hoy te hablaremos de esta técnica de drenaje linfático manual que cada día se vuelve más y más popular, porque, al no requerir de máquinas ¡es mucho más económica que otras!

¿Por qué deberías aplicarte un tratamiento de drenaje linfático manual?

Nuestro sistema linfático está relacionado y colabora constantemente con nuestro sistema inmunológico, lo que significa que al aplicarnos tratamientos de drenaje linfático manual nuestro estado de salud mejora, nuestros niveles de estrés disminuyen y todo mientras reforzamos nuestro sistema inmune.

De hecho, esta técnica no es nueva ¡tiene más de noventa años de haber sido inventada! Por un matrimonio danés. La eficacia de esta clase de masajes se basa en la manipulación de los ganglios linfáticos de nuestros cuerpos.

Pero, de seguro, te preguntarás ¿qué es un drenaje linfático manual? Es la aplicación de movimientos suaves, repetitivos y lentos con las manos a través de un masaje que está destinado a estimular y favorecer la circulación de la linfa por tu cuerpo. Produciendo toda una serie de beneficios que te contamos a continuación:

Beneficios del drenaje linfático manual.

Es económico.

Ya te lo dijimos más arriba: ya que no usa máquinas no resulta tan costoso como otros tratamientos.

Reabsorber líquidos.

Al estimular la circulación y activar el metabolismo local, los masajes linfáticos contribuyen a la reabsorción de líquidos y, a su vez ¡a drenar los excesos que se retienen en el cuerpo!

Por lo que además actúa como un depurador, cuidando de nuestros riñones e hígado.

Alivia el dolor.

Masajear sobre ciertas zonas, está comprobado científicamente, alivia el dolor y la tensión del cuerpo. El drenaje linfático manual al ser movimientos realizados con las manos sobre puntos clave de nuestra anatomía anestesia el dolor.

¡Adiós a la inflamación!

Al estimular la circulación y los ganglios linfáticos, automáticamente, la inflamación que podamos tener en alguna zona de nuestro cuerpo se va reduciendo hasta desaparecer luego de varias sesiones.

Mejora el sistema inmune.

¿Quieres fortalecer tu sistema inmunológico? ¡Aplícate tratamientos de drenajes linfáticos manuales!  Ya que con ellos se estimulan nuestras defensas.

Te sentirás mejor.

Cuerpo depurado, sin inflamaciones, mejor protegido contra infecciones y amenazas externas y gracias a que es un drenaje manual ¡definitivamente sentirás tu cuerpo más liviano y relajado!

Ahora que ya sabes todo esto ¿te animarías a probarlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *